La Sección 16 de la Audiencia Provincial de Barcelona ha revocado parcialmente la sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado Número 3 de Vic contra Catalunya Banc, en la que condenaba a la entidad bancaria a pagar la cantidad de 8.446€ en concepto de indemnización por daños y perjuicios derivados de la compra de participaciones preferentes durante los años 2001 y 2002. A raíz de esta segunda sentencia, la suma final a devolver se incrementa hasta los 16.000€, cantidad que felizmente cobrarán los dos socios de Apredef protagonistas de esta historia.

El matrimonio de jubilados barcelonés, no satisfecho con la primera resolución judicial, en la que se restaron a la cifra indemnizatoria los rendimientos brutos obtenidos durante la vigencia del contrato, decidió interponer un recurso de apelación en el que se solicitaba el pago por parte de la entidad bancaria de los rendimientos obtenidos durante la vigencia de las participaciones preferentes, viéndose sustanciosamente incrementada la cantidad inicial que el banco debía devolverles.

El resultado positivo del recurso de apelación interpuesto en segunda instancia se fundamenta en la falta de información que el banco ofreció a sus clientes sobre la naturaleza y riesgos que podía suponer la compra de participaciones preferentes, siendo esta actitud un claro incumplimiento de los deberes contractuales que concernían a la entidad bancaria.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, el Tribunal decide estimar el recurso de apelación interpuesto por los demandantes y modifica parcialmente la sentencia dictada en fecha 17 de diciembre de 2015 por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Vic contra Caixa Banc, reconociendo así, el derecho de los demandantes a cobrar los rendimientos obtenidos durante la vigencia de las participaciones preferentes.