– Reclama –

Como ya hizo con las cláusulas suelo, el Tribunal Supremo, siguiendo el criterio aplicado por el TJUE, vuelve a dar un revés a los bancos declarando la nulidad parcial de las hipotecas multidivisa si hubo falta de transparencia en el momento de comercializar el producto financiero a sus clientes.

La conocida como “hipoteca multidivisa” es en realidad una cláusula insertada en un contrato de préstamo hipotecario que provoca que este se referencie en un índice distinto al Euribor y teniendo en cuenta una moneda extranjera. Por tanto, esta cláusula ejerce como definitoria del precio del préstamo hipotecario y, en consecuencia, su aplicación supone que el consumidor puede llegar a adeudar más capital del que inicialmente percibió.

Pero ¿por qué es problemática la cláusula multidivisa? Según el Tribunal Supremo, la abusividad por falta de transparencia viene dada por el hecho de que el consumidor que la contrata no es consciente de los riesgos económicos implícitos.

– Reclama –

Además, pese a que la “hipoteca multidivisa” está excluida de la normativa MiFID, ello no significa que no sea un producto complejo, por lo que el Banco está obligado a aplicar un criterio de transparencia, tal y cómo ha expresado el Alto Tribunal en su reciente sentencia de fecha 15 de noviembre de 2017. Consolidando esta posición, el TJUE expresó en su sentencia de fecha 20 de septiembre de 2017, que el Banco estaba obligado a hacer conocedor al consumidor de las consecuencias económicas de la inserción de dicha cláusula para que éste pudiera tomar una decisión prudente y fundada sobre si contratar o no el producto financiero.

Desde Apredef, como Asociación pionera en la defensa de afectados por productos financieros bancarios, alentamos a todos aquellos consumidores que han resultado perjudicados a pedir asesoramiento con el fin de salvaguardar sus legítimos intereses.

Recuerde que una buena defensa siempre empieza con un buen asesoramiento

– Reclama –